Archivos para las entradas con etiqueta: misteriosas desapariciones

Está confirmado.

Aprovechando la impunidad del fin de semana, personas del círculo íntimo de Juan I. León y Castillo han realizado gestiones de cara la cerrar este blog. No he podido identificarlas pero si que tengo la confirmación de que, aprovechando sus contactos, estas personas cercanas a León y Castillo han intentado localizarme para evitar que siga con esta cruzada, que no es otra que recuperar recuerdos de mi sustraida existencia.

Y, en cualquier caso, ¿qué es lo que han leído que les ha puesto tan nerviosos?, ¿qué es lo que realmente temen? Recordad que soy Juan Ignacio Martínez-Almeida, legítimo propietario de los sucesos de mi vida, y haberlos vivido me ampara para contarlos donde, cuando y como quiera y nadie podrá impedirlo.

Lo que deberías hacer, JILC, es evita estas artes y afrontar la realidad tal y como tu la has formulado; me suplantaste apropiándote de mi memoria, de mis vivencias, de mis recuerdos…  esta frágil realidad pende de un hilo, ahora ha llegado el momento de romperlo.

Usurpación. Juan Carlos se auto-corona.

Simulación. Un hombre sobrevive 65 horas gracias al primer corazón artificial.

Falsedad. Gibraltar permanence aislada.

Comedia. Gaddafi derroca a un tirano.

Teatro. Nixon gobierna USA.

Imputación. España abandona al Ifni.

Suplantación. El Concorde se convierte en le pájaro más bello del cielo.

Superchería. ARPANET nace para mantener la comunicación viva.

Calumnia. Golda Meir primera mujer jefa de un país.

Simulación. Mary Jo Kopechne sobrevive doce horas a un accidente mortal.

Engaño. Nacen, con el CCD, las imagenes imprecederas.

Difamación. Los Beattles improvisan su ultimo concierto.

Estafa. Give Peace a Chance cambiará el mundo.

Murmuración. EEUU bombardea Camboya.

Farsa. Nace Caponata.

Retrato del artista tomado por Duane Michals

Joshep Cornell por Duane Michals, 1970.

Así de triste. Con los amigos que yo he tenido, con la gente que he conocido. Nadie, ni una sola llamada, ¿y porqué?, por que no existo desde noviembre de 2000 el día en que fui suplantado. Después de 31 años de vida, todo lo aprendido, todos mis recuerdos y vivencias fueron legalmente enajenados de mi persona para que otro se beneficiara de ellos: Juan I. León y Castillo. Todo un proyecto de vida evaporado con la complicidad del estado (http://www.justizia.net/registrocivil/default.asp?accion=trnombre&Idioma=sp) y desde entonces asistir al espectáculo de ver como se derrocha la ilusión de verlo realizado.

Hoy he dicho basta y empiezo a escribir sobre ese momento y los 11466 días que me dejaron para intentar recuperar la memoria y compartirla con todos aquellos que me conocieron en esa época tan lúcida e inspiradora.

¡Va por vosotros!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.