En el día de tu cumpleaños he querido mandarte esta foto de tiempos más felices. El lugar es la casa de papa y mama en el Mar Menor. La fecha es la misma que la de hoy, mi cumpleaños, pero el del año 79. Ese día me acompañaban todos los hermanos; Otilia, Ana, Carlos y Bernardo. Hoy ya no cuento con ellos. No me lo tomo a mal, están molestos con todo esto porque piensan que su vida se verá alterada con la publicidad que el blog puede levantar. Espero que así sea, lo de la publicidad, porque sobre sus vidas no hay mucho que yo ya pueda hacer. ¡Muchas felicidades!

Anuncios

Está confirmado.

Aprovechando la impunidad del fin de semana, personas del círculo íntimo de Juan I. León y Castillo han realizado gestiones de cara la cerrar este blog. No he podido identificarlas pero si que tengo la confirmación de que, aprovechando sus contactos, estas personas cercanas a León y Castillo han intentado localizarme para evitar que siga con esta cruzada, que no es otra que recuperar recuerdos de mi sustraida existencia.

Y, en cualquier caso, ¿qué es lo que han leído que les ha puesto tan nerviosos?, ¿qué es lo que realmente temen? Recordad que soy Juan Ignacio Martínez-Almeida, legítimo propietario de los sucesos de mi vida, y haberlos vivido me ampara para contarlos donde, cuando y como quiera y nadie podrá impedirlo.

Lo que deberías hacer, JILC, es evita estas artes y afrontar la realidad tal y como tu la has formulado; me suplantaste apropiándote de mi memoria, de mis vivencias, de mis recuerdos…  esta frágil realidad pende de un hilo, ahora ha llegado el momento de romperlo.

Usurpación. Juan Carlos se auto-corona.

Simulación. Un hombre sobrevive 65 horas gracias al primer corazón artificial.

Falsedad. Gibraltar permanence aislada.

Comedia. Gaddafi derroca a un tirano.

Teatro. Nixon gobierna USA.

Imputación. España abandona al Ifni.

Suplantación. El Concorde se convierte en le pájaro más bello del cielo.

Superchería. ARPANET nace para mantener la comunicación viva.

Calumnia. Golda Meir primera mujer jefa de un país.

Simulación. Mary Jo Kopechne sobrevive doce horas a un accidente mortal.

Engaño. Nacen, con el CCD, las imagenes imprecederas.

Difamación. Los Beattles improvisan su ultimo concierto.

Estafa. Give Peace a Chance cambiará el mundo.

Murmuración. EEUU bombardea Camboya.

Farsa. Nace Caponata.

No fui el único marcado por la inpostura lunar. Todos los que nacimos en el 69 estamos marcados por el estigma y la necesidad de ser otro. Entre nosotros no hay brillantes científicos, ni grandes fílósofos, no somos empresarios de éxito, ni siquiera somos inspirados poetas. Lo que somos es una generación de suplantadores, nos gusta la recreación, nos sentimos cómodos en la piel de otro, haciendo verosímil la existencia de otro.

Y es que el 69 es el final de un momento de gran inspiración y liberación del ser humano que termina en un gran periódo de incertidumbre: lo que viene debe alimentarse de lo que hay, la usurpación definitiva.

Para los nacidos en el 69 toca hacerse un hueco entre personas que dicen haber ido al encuentro de la luna, seres que han abandonado su lugar para lanzarse al odisea espacial; el cúlmen de la humanidad. O es lo que nos hacen creer cuando en el fondo algo no salió bien y hubo que crear la impostura, la mixtificación del gran logro.

Así la ansiada renovación se transformó en permanente improvisación y constante reinterpretación.

Moraleja: en la Biblia se menciona 69 veces la palabra agraciado, alguien debía de saber ya que, por muy titubeante que sea nuestro camino, al final encontraríamos la absolución.

“Je t’aime… moi non plus”

Después de varios años de preparación y de una semana intesísima semana de viaje en la que la tripulación del Apolo 11 ha pisado la luna, el 28 lo dedica la NASA a decir que hacer con los restos de la fiesta 8 (http://history.nasa.gov/SP-4009/v4p3e.htm) Tan agotados han quedados los medios que ni siquiera ABC saca periódico ese día (http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1969/07/28.html) Durante el parto a mi padre sólo le quedaba reflexionar sobre lo que la humanidad acababa de vivir ese “pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad” y como iba a afectar en lo sucesivo a su hijo, el primer varón,. Pero 8 horas de parto dan para mucho y el agotamiento y la ansiedad y la incertidumbre empiezaron a hacer mella y el memento se transforma en un delirio: ¿Llego Amstrog a pisar la luna? Y lo que es peor, ¿Llegó siquiera a salir de la tierra?


Por aquel entonces trabajaba en la Camara de Comercio Americana en Madrid, organismo imprescindible en la instalación del repetidor de Robledo de Chavela. En uno de  sus viajes a Florida tuvo la oportunidad de expresarle sus dudas (en la foto, el que está de espaldas)al mismisimo Amstrong en la NASA donde quedó convencido del todo de que tan cierto era que su hijo había nacido como de que el hombre no había llegado a la luna y de que si el ser humano iba por el derrotero de la mistificación ( http://www.youtube.com/watch?v=UncYQwFpLCQ http://www.youtube.com/watch?v=uHBSMtNqn_c&feature=related http://www.youtube.com/watch?v=4UhAohTstK0&feature=related ) el devenir de su hijo quedaría irremediablemente ligado a la fantasía.

Retrato del artista tomado por Duane Michals

Joshep Cornell por Duane Michals, 1970.

Así de triste. Con los amigos que yo he tenido, con la gente que he conocido. Nadie, ni una sola llamada, ¿y porqué?, por que no existo desde noviembre de 2000 el día en que fui suplantado. Después de 31 años de vida, todo lo aprendido, todos mis recuerdos y vivencias fueron legalmente enajenados de mi persona para que otro se beneficiara de ellos: Juan I. León y Castillo. Todo un proyecto de vida evaporado con la complicidad del estado (http://www.justizia.net/registrocivil/default.asp?accion=trnombre&Idioma=sp) y desde entonces asistir al espectáculo de ver como se derrocha la ilusión de verlo realizado.

Hoy he dicho basta y empiezo a escribir sobre ese momento y los 11466 días que me dejaron para intentar recuperar la memoria y compartirla con todos aquellos que me conocieron en esa época tan lúcida e inspiradora.

¡Va por vosotros!